Consejos para evitar aburrirte nadando

La natación puede llegar a ser bastante monótona. Habrá días que no desearás salir de la alberca y otros que no querrás ni entrar. Repetir tramos de un extremo a otro de la alberca sin tener nada más que mirar que el fondo y la línea, puede llegar a aburrirte si no estás verdaderamente motivado/a. Aburrirte nadando afectará tanto a tu motivación como a tu rendimiento. Sin embargo, existen algunas maneras de evitarlo, hacer que la alberca se vuelva menos tediosa y que tus deseos de seguir no se vean afectados. ¿Quieres saber cuáles son estos trucos? Te los mostramos.

Sigue estos consejos si quieres evitar aburrirte nadando

Inscríbete a una escuela de natación

Nadar en solitario es bastante aburrido. La alberca se te hará más grande de lo normal y es posible que pierdas la motivación con tan solo entrar. Por este motivo, deberías considerar unirte a una escuela para mantener la motivación nadando y “compitiendo” con otros compañeros/as. Los seres humanos somos competitivos por naturaleza, por lo que si nadas junto a otros compañeros/as seguramente trates de batirles. La competición será beneficiosa tanto para tu entrenamiento como para tu rendimiento a la hora de competir.

Además, las escuelas de natación suelen tener un programa estructurado planificado para cada sesión, escrito por entrenadores cualificados. Estos entrenadores también pueden ayudarte a mejorar tu estilo de natación y dar consejos sobre cómo mejorar.

Escucha música durante tus entrenamientos

Escuchar la música mientras nadas puede ayudar a motivarte, sentirse con más energía y concentración. En el mercado existe una amplia gama de reproductores mp3 impermeables diseñados para nadadores. Cómprate uno, crea una lista de reproducción con la duración de tu entrenamiento y notarás como las vueltas pasan volando.

Medita

La alberca es un lugar perfecto para pensar y practicar la meditación. El permanecer inmerso en el agua hará que liberes una gran cantidad de estrés y conseguirá que te evadas de distracciones diarias como teléfonos móviles o correos electrónicos mientras nadas. Concéntrate en la brazada, deja que tu mente se relaje y disfruta de la sensación de ingravidez en el agua y del ritmo de tu respiración.

Mezcla distintos estilos en tu brazada

Si normalmente nadas a crol, trata de añadir alguna brazada de espalda, de pecho o de mariposa para variar tu entrenamiento. Intenta mezclar los distintos estilos. Al mezclar las brazadas conseguirás entrenar todo el cuerpo, por lo que será difícil aburrirte cuando estás aprendiendo una nueva habilidad.

Añade equipamiento a tu entrenamiento

Otra forma de romper la monotonía es añadir algo de equipo a su rutina de natación. El equipamiento que añadas a tu entrenamiento te ayudará a mejorar tu velocidad, forma, técnica y rendimiento. Prueba a añadir aletas a tu entrenamiento para desarrollar una patada potente y aerodinámica, o la palas de mano para desarrollar la fuerza de la parte superior del cuerpo y refinar tu golpe.

Prueba a nadar en albercas diferentes o al aire libre

Cambiar el lugar de entrenamiento puede ayudar a la hora de motivarte. Prueba lugares distintos. Si estás acostumbrado/a a nadar en una piscina de 25 metros, prueba a nadar en una piscina olímpica. Otra forma de evitar el aburrimiento nadando es salirte de la piscina y nadar en aguas abiertas. La natación en aguas abiertas tiene infinidad de posibilidades: lagos, ríos, mares, etc. Además, en cada uno de ellos conseguirás una sensación diferente. ¡Anímate!

Estas son nuestros consejos para evitar aburrirte nadando. ¿Qué trucos sueles usar tu para mantener activa tu motivación? Deja tus consejos en los comentarios.

También puede interesarte: 5 datos sobre la natación que no conocías

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Nuestras Redes

Noticias Recientes

Informes e Inscripciones